REVISTA EL SORDO

O.T. Ciudad Baigón

 

Nuestra humanidad – Buenos Aires, Argentina
Orquesta Típica Ciudad Baigón

Formación

Voz
Julián Bruno
Violines
Yamil Cohelo
Natacha Tello
Gabriel Gowezniansky
Viola
Federico Butera
Violonchelo
Martín Baldi

Bandoneones
Joaquin Angiollini
Demián Kaplan Krep
Nicolás Kornblihtt
Ignacio Santos
Contrabajo
Germán Sánchez
Piano
Hernán Cabrera

www.ciudadbaigon.com

Ciudad Baigón es una orquesta típica que en su modus operandi funciona como banda. Organizada como cooperativa, edita sus discos, produce sus shows, organiza sus giras por europa y administra su propio espacio, el “Teatro Orlando Goñi”, en el barrio porteño de San Cristóbal. El teatro es escuela y sala de conciertos, realiza más de 80 shows al año y forma decenas de músicos de tango cada año, funcionando como espacio de resistencia para la cultura del Rio de la Plata de manera totalmente independiente y sin fines de lucro.
Baigón se piensa como una ciudad ficcional, un alter ego oscuro de Buenos Aires que le sirve de chivo expiatorio para exteriorizar la furia de la gran urbe. Con un sonido poderoso marcado por una atmósfera densa, en “Elogio de la Oscuridad” hay un pulso nervioso con el acento puesto en las cosas que la ciudad se esmera en ocultar, como los indigentes, los locos, las putas, los ciegos o los diablitos tumberos de los presidiarios.
“Elogio de la Oscuridad” son 12 tangos propios que alcanzan la madurez de un concepto sonoro que se venía perfilando en “Destierro”, su antecesor disco. Sus letras reúnen un compendio de personajes de los cuales Baigón se vale para armar su universo poético.
Continuando la línea de Discépolo, “Elogio de la Oscuridad” habla de temáticas sociales complejas, alejándose de lo nostálgico y profetizando en “Refugiados” ya no hay más tiempo, no quedan treguas. Tiene piezas que funcionan como espejos opuestos entre sí, como en “Refugiados” y “La Risa de los Locos”. El primero habla de la necesidad de escapar de un sistema que oprime y el segundo del opresor que denigra al que quiere escapar y lo ubica en un callejón sin salida, el callejón de Baigón. “Nuestra Humanidad” (el track 7 del disco) se inspiró en la represión que hubo en el Borda en 2013. “Una manera difícil de imitar un Gallo”, una de las dos letras escritas por Solari, habla de un personaje tumbero ambiguo que encaja perfecto en el universo poético de Baigón.